¿Qué leer?

¿Qué leer?

Ante la insistencia de los maestro para que  los estudiantes se formen un hábito de lectura; estos a su vez responden con una argumentación justa…

  ¿Qué libro nos recomienda?, ¿cuáles libros nos pueden ayudar a mejorar nuestra comprensión lectora?, ¿cuáles libros son buenos?, ¿qué autores nos recomienda?

     Al final, la respuesta puede ser simplemente que encuentren cualquier libro que les guste y lo lean ya que los géneros literarios son muy diversos. Sin embargo, dejar la opción demasiada abierta lleva a que los estudiantes solo busquen libros de lectura fácil que no representan ningún reto intelectual o estímulo cognitivo. En esta categoría entran libros de autores como Pablo Coelho, Carlos Cuauhtemoc Sanchez  y otros motivadores cuyos libros no son necesariamente malos, pero que no nos sirven en el ámbito académico. 

     Los libros de autoayuda son muy populares y se han  abierto paso en el mercado en las últimas décadas, no niego que pueden ser útiles si la persona está atravesando alguna crisis o necesita acomodar ciertas áreas personales de su vida. Sin embargo, desde mi muy personal punto de vista, este tipo de libros aporte literario que permita al lector elaborar premisas con mas reto cognitivo, contienen además un leguaje sumamente básico y digerible. Creo que si alguien decide iniciarse con este tipo de lecturas solo considere que para efectos académicos o de estimulo cognitivo, no les van a aportar nada. Por otra parte, hay libros que no son necesariamente de autoayuda, pero les pueden aportar algo a su crecimiento personal, busquen autores como Viktor Frankl, «El hombre en busca de sentido», Erich Fromm «El arte de amar»,  Carl Rogers «El proceso de convertirse en persona», Wayne W. Dyer «Tus zonas erroneas», Abraham Malow, todos en su mayoría han tenido gran aportacion a corrientes psicológicas.  

     Una vez que se han decidido formarse un hábito de lectura, hay que tener presente que esta nos debe generar placer y la necesidad de no querer soltar un libro, de devorar una historia bien narrada que nos transporte al punto de desconectarnos de nuestra realidad, y aquí entran la ficción literaria plasmada en relatos, novelas, cuentos o poesía.  Muchos textos puedes ser abstractos, lo que permite que ciertas áreas de nuestro cerebro se estimulen al intentar formar asociaciones o inferencias de las figuras retoricas presentadas por los autores. Algunos autores pueden entrar en estas categorías son: Franz Kafka, James Joyce, Virginia Woolf o Jorge Luis Borges, de este último es más fácil conseguir títulos en español. Pueden encontrar textos de esos autores en la Biblioteca Digital.  Otro recurso de libros digitales gratuidos lo encuentran en el «Proyecto Gutenbeg».

     Consideren que cada quien tiene un gusto diferente y lo van a ir descubriendo en la medida en que se adentren en la lectura y traten diferentes géneros literarios, autores, títulos. Algo importante, si encuentran un libro poco apetecible para leer, déjenlo, aun cuando sea uno que les hayan recomendado, aquí no incluimos los textos de la escuela, esos si son obligatorios.

     Por último, les dejo una lista de títulos en español muchos de ellos se se encuentran en la biblioteca del Colegio DuPage o en la ….. en línea. Dependiendo donde vivan, pueden buscar cuales están disponibles en sus bibliotecas locales y ver si alguno de estos títulos puede ser de su interés. Los títulos y autores están presentados sin un orden de importancia o recomendación.

MIGUEL DE CERVANTES

Don quijote de la mancha

PABLO NERUDA

Aun

Los versos del capitán

Residencia de la tierra

JULIO VERNE

La vuelta al mundo en 80 días 

GABRIEL GARCIA MARQUEZ 

Memorias de mis putas tristes

El General en su laberinto

La mala hora

Vivir para contarla

El amor en tiempos del cólera

Cien años de soledad

Crónica de una muerte anunciada

El coronel no tiene quien le escriba  

El otoño del patriarca

La increíble y trise historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada

RUBEN DARIO

Cuentos de vida y esperanza

Selección poética

JUAN RULFO 

Pedro Paramo

JULIO CORTAZAR 

Rayuela

MARGARET MITCHELL

Lo que el viento se llevo

ANA FRANK

El diario de Ana Frank

Cuentos del escondite secreto

JORGE LUIS BORGES 

Ficciones

Historia universal de la infamia

El libro de arena

FRANCISCO DE QUEVEDO

El buscón

Reflejos

OCTAVIO PAZ

EL laberinto de la soledad 

LAURA ESQUIVEL 

Como agua para chocolate

CARLOS FUENTE

La voluntad y la fortuna

Contra Bush

La silla del águila 

La muerte de Artemio Cruz

Todas las familias felices

Cuentos sobrenaturales

CARLOS GISPERT

Obras maestras del relato breve

MARIANO AZUELA

Los de abajo 

ELENA PONIATOWSKA

Amanecer en el zócalo

LIDYA CACHO

Los demonios del edén

CARLOS ALBERTO MONTANER

Las raíces torcidas de América latina

THOMAS MANN

La montana mágica

MARIO VARGAS LLOSA

Conversación en la catedral

CARSON MacCULLERS

El corazón de un cazador solitario

JORGE AMADO

Gabriela, clavo y canela

JAMES JOYCE

Ulises

ROBERTO ARLT

El juguete Rabioso

ROBERT MUSIL

El hombre sin atributos

ALBERT CAMUS

El extranjero

MARCEL PROUST

En búsqueda del tiempo perdido por el camino de Swann

LEOPOLDO MARECHAL

Adán Buenosayres

GUSTAVE FLAUBERT

Madame Bovary

BENITO PEREZ GALDOS

Fortunata y Jacinta

MARIO VARGAS LLOSA

La fiesta del Chivo

JORGE ORTEGA

La rebelión de las masas

ERICH FROMM

El miedo a la libertad

KARL POPPER

La libertad y sus enemigos

HOMERO

La Ilíada

La odisea

TOLSTOI

Anna Karenina

THOMAS MANN

José y sus hermanos

MARGUERITE YOURCENAR

Memorias de Adriano

JORGE BUCAY

Déjame que te cuente

VICTORIA CAMPS

El gobierno de las emociones

JEAN SHINODA BOLEN

Los dioses de cada hombre

PATRICK ROTHFUSS

El nombre del viento

HERMAN HESSE

Demian

ALBERT ESPINOSA

Si tu dices ven lo dejo todo

JOSTEIN GAARDER

El mundo de Sofia

CARLOS RUIZ ZAFON

La sombra del viento

MIGUEL RUIZ

Los cuatro acuerdos

Técnicas para mejorar la comprensión lectora.

Técnicas para mejorar la comprensión lectora.

La lectura es una de las principales puertas al aprendizaje, y desde que nacemos vamos incorporando símbolos y sonidos para asociarlos a un conocimiento concreto. 

Al llegar la edad escolar, la comprensión lectora es indispensable para el estudiante y se va adquiriendo a lo largo del tiempo. Sin embargo, y dependiendo del entorno escolar y familiar, esta habilidad puede quedar truncada  a un nivel sumamente básico. 

Los niños y jóvenes en edad escolar pueden, en cierta media, mejorar su nivel de comprensión lectora mejorando sus hábitos de estudio. En los primeros años de estudio hasta aproximadamente los 13 o 14 años, se pueden alcanzar buenos resultados sin necesidad de una lectura tan comprensiva, sobre todo si a ello se suman el interés del alumno y una conducta correcta. Pero a medida que accedemos al estudio de materias más complejas, una buena memoria es insuficiente si no está combinada con una buena comprensión.

En este momento es justo cuando los chicos de 15 años en adelante encuentran las mayores dificultades, cuando se va a consolidar su forma de estudiar que en gran medida depende del grado y hábito de lectura que alcancen. Si adquieren una buena técnica lectora, sus notas continuaran siendo buenas o mejores, esto le ayudara a continuar adquiriendo buenos hábitos de estudio, lo contrario les desanimara cada vez más. 

Por otra parte, los adultos y padres de familia jóvenes,  enfrentan más dificultades ya que aparte de estudiar, tienen otras responsabilidades de importancia como la familia y el trabajo. Por esta razón, es indispensable que organicen su tiempo y más aun se esfuercen por desarrollar y aprender nuevos hábitos. Es también importante aprender a identificar con qué nivel de comprensión  lectora cuentan para de esta manera determinar el esfuerzo y tiempo que tienen que dedicar al estudio.

Algunas razones que impiden la comprensión lectora.

  • La falta de cultura general.
  • La carencia de conocimientos básicos, relacionados con la materia de la que trata el texto.
  • La carencia de criterio personal y de espíritu crítico.
  • Un léxico (vocabulario) pobre o escaso. 

Consejos para desarrollar la comprensión lectora: (Estos deben hacerse de manera habitual)

  • Ejercitar el pensamiento lógico, mediante juegos de ingenio o la práctica del póker o ajedrez, los países de Europa oriental tienen el ajedrez como materia en sus colegios y lo hacen con un objetivo muy concreto. Algunos juegos de mesa pueden servir.
  • Leer todos los días libros de estudio, literatura, revistas y periódicos.
  • Algunos ejercicios de gimnasia cerebral también pueden favorecer ciertas habilidades mentales.
  • En concreto la lectura de periódicos, debido a la disposición de sus contenidos mejora y ayuda a la compresión  de textos de ciencias y matemáticas.
  • Apuntar las palabras desconocidas y con el diccionario aumentar nuestro vocabulario.
  • Adquirir conocimientos de cultura general suficientes sobre la Historia y sus etapas, geografía, ideas políticas y religiosas, etc.
  • Ejercitar el espíritu crítico definiendo nuestras ideas y juzgando las afirmaciones de terceros.

Técnicas de lectura comprensiva.

Pensar es relacionar y asociar conceptos, datos e informaciones, estableciendo entre ellos relaciones casuales o comparaciones, clasificándolos, reuniéndolos bajo una explicación general que los engloba y los supera, etc. La memoria recolecta y almacena ese cumulo de conceptos y datos a partir de los cuales podemos recrear y pensar. Pero si nuestra agilidad, creatividad y precisión lógica se encuentran atrofiadas, será muy poco lo que podamos hacer a partir de la riqueza de recursos que nos brinda nuestra buena memoria.

La comprensión lectora es entender a que se refiere el autor con cada una de sus afirmaciones y cuáles son los nexos, las relaciones que unen dichas afirmaciones entre sí. Como todo texto dice mas, incluso que lo que el propio autor se percato. Podemos hablar entonces de distintos niveles de comprensión:

La comprensión primaria

Es la comprensión de los elementos que dan sentido, de las afirmaciones simples. ¿Qué dice esta frase? En este nivel genera dificultades la falta de vocabulario. Simplemente no sabemos qué dice porque no sabemos el significado de las palabras que utiliza el autor. La solución es tener un diccionario a la mano. Como los conceptos son universales y no siempre responden a objetos representables gráficamente, el escaso desarrollo del pensamiento abstracto, que un chico de 13 o 14 años ya debería tener, puede ser el origen de la no-comprensión  de determinadas afirmaciones. Una cultura de la imagen como la nuestra y la falta de lectura dificultan el paso del pensamiento concreto al abstracto. En la lectura imaginamos lo que leemos.

La comprensión secundaria

Es la comprensión de los ejes argumentativos del autor, de sus afirmaciones principales, de sus fundamentos y de cómo se conectan las ideas. Es la comprensión para la creación del esquema y el resumen. ¿Qué quiere decir el autor? En este nivel los fracasos pueden venir por:

  • No distinguir entre lo principal y lo secundario.
  • Quedarse con el ejemplo y olvidar la afirmación, de carácter universal, a la que este venia a ejemplificar.
  • La falta de agilidad en el pensamiento lógico también dificulta la comprensión secundaria. El lector debe captar los nexos que unen  las afirmaciones más importantes del texto. Al hacerlo, esta recreando en su interior las relaciones pensadas por el propio autor. Esto supone en el lector el desarrollo del pensamiento lógico. Por ello, un escaso desarrollo del pensamiento lógico dificultara o incluso impedirá la comprensión lectora en este nivel.

La comprensión profunda 

Es la comprensión que va más allá del texto, llegando a captar las relaciones que el mismo tiene respecto del texto en que fue escrito, del contexto en que es leído, y respecto de lo que “verdaderamente es” y/o de lo que “debe ser”.

¿Qué más dice el texto? ¿Son ciertas sus afirmaciones? Esta comprensión implica un conocimiento previo más amplio por parte del lector. Cuanto mayores sean los conocimientos con el que el lector lea el texto tanto  más profunda podrá ser su comprensión del mismo. 

Algunos tips que nos pueden ayudar al momento de leer.

Indice, títulos y subtítulos.

Antes de empezar a leer es conveniente explorar el texto mirando el índice y buscar los títulos y subtítulos del tema, es decir su esquema numerado. Dentro de ellos se encuentra la información respecto a lo que es más o menos importante. Tener a mano, para ir comprobando nuestro avance, una copia del índice del tema y los elementos que lo componen es de gran ayuda. Conforme vayamos asimilando la materia podemos tachar con lápiz los temas que vamos leyendo.

Los dibujos y esquemas gráficos.

Los dibujos y esquemas también hay que aprender a leerlos, en los que hay que poner especial atención a los detalles, datos que se evalúan e información que describe de lo que trata el grafico o dibujo. Es importante aprender a leerlos para poder entender mejor lo que el autor quiere expresarnos.

Otra herramienta útil es el que tu elabores tus propios esquemas, como un mapa conceptual donde puedes ir anotando las ideas principales, datos de interés o importantes de la lectura.

La pre-lectura.

Pre-lectura o lectura exploratoria consiste en hacer una primera lectura rápida para enterarnos de que se trata. En este primer paso seguiremos.

  • Un conocimiento rápido del tema y de esta manera formar el esquema general del texto donde insertaremos los datos más concretos obtenidos en la segunda lectura.
  • Comenzar el estudio de una manera suave de manera que vayamos entrando en materia con más facilidad.
  • Además,  puede servirte también para dar un vistazo a tus apuntes antes de ir a clase  y así,
  • Tendrás menos dificultar de entender los conceptos que se manejan durante la clase. 
  • Escribe las dudas que aclararas en clase. Todo esto te permitirá tomar los apuntes con más facilidad.
Guía para el examen de lectura

Guía para el examen de lectura

   

Guía para el examen de lectura

Área I Habilidad para expresar el significado de diferentes maneras o contextos

  • Ordenar los sucesos presentados en un texto en una secuencia correcta
  • Inferir de un texto una secuencia de sucesos, personajes o personas, los entornos o ideas.
  • Analizar e inferir las relaciones entre ideas ofrecidas en un texto
  • Analizar la función de los detalles  en un texto
  • Identificar el propósito y punto de vista de un autor
  • Analizar los puntos de vista de un autor y como explica diferentes posturas
  • Identificar e inferir en los detalles de un texto los propósitos explícitos e implícitos  del autor
  • Analizar el uso de técnicas retoricas usadas por un autor
  • Determinar el significado de palabras o fases usando pistas del contexto de un texto
  • Analizar e identificar cuando una palabra puede cambiar el significado de un texto
  • Analizar e identificar como el lenguaje figurativo afecta un texto
  • Analizar la manera en que una sección escrita puede incorporarse y contribuir a las ideas de un texto
  • Analizar la relación y estructura entre párrafos que forman parte de un texto
  • Analizar la función de conjunciones (palabras de transición) dentro de un texto
  • Analizar y determinar de qué manera puede contribuir al propósito del autor la estructura de un párrafo, sección o fuente dentro de un texto
  • Tener la habilidad de comparar diferentes textos que aborden temas similares
  • Comparar información que aborde un mismo tema pero presentada en formatos distintos
  • Analizar y comparar dos textos para ver diferencias de alcance, propósito, énfasis, publico e impacto
  • Habilidad de comparar dos textos para reunir ideas, elaborar conclusiones o aplicar la información a situaciones nuevas
  • Analizar y comparar dos textos argumentativos para ver cómo interpretar y usan pruebas de manera distinta
  • Destreza y habilidad de expresar y argumentar de manera escrita (ensayo)

Área II Un 45% evalúa el uso de elementos de prueba

  • Identificar y entender detalles específicos e ideas principales en un texto
  • Resumir los detalles e ideas de un texto
  • Inferir la relación entre los detalles y la idea principal dentro de un texto
  • Determinar que detalles apoyan una idea principal
  • Identificar un tema o elemento de un texto que apoya un tema
  • Elaborar generalizaciones o hipótesis basadas en pruebas de un texto
  • Reunir e identificar múltiples ideas principales para llegar a conclusiones o hacer generalizaciones
  • Identificar y describir los pasos específicos de un argumento
  • Identificar los elementos de prueba específicos que un autor usa para apoyar aseveraciones o conclusiones
  • Determinar si la prueba que se ofrece para apoyar una aseveración es relevante o suficiente
  • Identificar y determinar si una declaración está apoyada en el texto o no
  • Evaluar si el razonamiento en un argumento es válido y cuenta con evidencias de apoyo
  • Comparar dos textos argumentativos para ver como interpretan y usan pruebas de manera distinta
  • Analizar como los datos, graficas o ilustraciones funcionan en un texto o apoyan un argumento
  • Comparar dos textos distintos para reunir ideas llegar a conclusiones o aplicar la información a situaciones nuevas
  • Destrezas en el uso de pruebas en el uso del leguaje escrito (ensayo)

Área III Un 20% evalúa convenciones y uso del lenguaje escrito (ortografía, puntación, etc.)

  • Corregir errores de palabras que se confunden con frecuencia
  • Corregir errores de concordancia entre el sujeto y el verbo en oraciones directas
  • Corregir errores de pronombres
  • Eliminar palabras o frases informales o no estándar
  • Eliminar clausular (oraciones) de modificación mal usadas o colocadas, o sintaxis ilógica
  • Editar para corregir el paralelismo, la subordinación y la coordinación para garantizar la construcción correcta de oraciones
  • Asegurar que los sujetos y los verbos o los pronombres y antecedentes concuerden en oraciones mas complicadas.
  • Eliminar la palabrería o estructura de oraciones poco elegantes (mal escritas)
  • Asegurar que las conjunciones (palabras o frases de transición) se usen eficazmente para expresar con claridad una idea
  • Asegurar que se escriban con mayúsculas las palabras correspondientes
  • Eliminar as oraciones sin puntuación, las oraciones fundidas o fragmentadas
  • Editar para corregir el uso de puntuación
  • Destrezas y habilidad de escribir adecuadamente el español (ensayo)

Guía para escribir el ensayo 

La prueba de lectura se compone de una parte de redacción (escribir un ensayo de entre 400 a 900 palabras) y otra parte de lectura  con un formato de preguntas diverso (opción multiple, esquema de linea de tiempo, ordenar acontecimientos) Con las preguntas, es necesario comprender, aplicar, analizar y sintetizar información que se da en las selecciones de lectura.

El 75%  del examen incluye textos informativos  – los contextos de no ficción y el lugar de trabajo. (La prueba no incluye poesía)

El número de preguntas del examen puede variar y tardará apróximadamene 3 horas con un descanso de 10 minutos.

El ensayo (escrito) se califica en base a estas características: 

– El análisis de los argumentos

– El uso de la evidencia

– El desarrollo de las ideas y estructura

– Claridad y orden de las reglas del español

– Gramática

– Ortografía y puntuación

     Al momento de escribir el ensayo, es necesario presentar y extraer la evidencia del texto que se les presente al momento del examen para apoyar su análisis y reflexión. En ensayo va a ser escrito en computadora donde no van a tener autocorrección por tanto deben tener buena habilidad para escribir usando el teclado, aparte de las otras funciones básicas de la computadora. En el siguiente enlace vas a encontrar la Guia para evaluar el ensayo y Guia para escribir el ensayo, que presentar de manera resumida los  elementos que debes considerar al momento de escribir tus respuestas. 

     Hay que tener presente que el ensayo mas largo es en el examen de lectura, para los examenes de CIENCIAS y ESTUDIOS SOCIALES, les van a pedir escribir una respuesta corta, que no debe ser tan extensa pero se van a evaluar bajo los mismos criterios.

     Los examinados van a tener 45 minutos para leer un texto, componer y organizar sus argumentos, revisar y editar su trabajo final.